miércoles, 16 de abril de 2008

VÍSTEME

En fin, por favor, quien pueda leerlo hasta el final, que lo comente, se lo agredeceré. Gracias!



VÍSTEME


Música sonando de fondo. Una música rara, en francés. No tengo ni idea de lo que dice, pero es la emisora que a él le gusta. Solo emiten música. Variada, rara, i nada más que música.

Ni tan siquiera me molesta. No tengo gustos tan específicos en esta área. Pero sé que le hace sonreír oír esa emisora cuando llega. Tiene llave propia. No debería habérsela dado. Lo sé. Pero no se puede evitar darle lo que pide cuando lo susurra dulcemente.

Aunque estoy en la ducha, oigo la puerta principal. I oigo el sonido de esos pasos tan decididos acercarse. Ha llegado, i sé que está sonriendo i tarareando si conoce la canción. También sonrío al pensarlo.

Salgo de la ducha con albornoz con el pelo casi seco. Él ya me espera en la habitación. Sentado a pie de cama. Él, preparado. Al lado de una bolsa. I en la mesilla de noche el dinero de costumbre. Él, sin la chaqueta. Con la corbata desatada. Con los brazos apoyados en sus piernas. Esperándome con esa expresión paciente. Sonríe al verme lista para jugar.

Se levanta lentamente i se acerca a mi. Huele mi piel recién lavada. En el cuello. Lo besa. Se toma su tiempo. Termina de quitarse la corbata mientras se dirige a la bolsa que ha traído. Últimamente son más grandes. Esparce el contenido por la cama. Tranquilamente. Me acerco a él. Cuando termina de ponerlo en orden, se dirige a mí. Empieza el juego.

Me quita lentamente el albornoz, mientras su rostro se pierde entre mi cuello. Lo besa dulcemente. Lentamente. Parece como si me saborease con cada uno de ellos. Sonrío. Me produce cosquillas. Es agradable. Pero no se detiene allí, pues como si quisiera hacerme olvidar el tacto del albornoz, me sigue besando. Hacia abajo. Poco a poco. Primero los hombros. Seguido de caricias realmente suaves. Sigue con mi pecho i vientre. Cierro lo ojos. Se toma su tiempo. Se arrodilla para seguir. Solo pienso en lo dulce que es esa sensación.

Con sus manos parece querer hacer un mapa de mí. No puedo más que sonreír. Me gusta. Como esperaba, me hace tomar asiento en la cama. Esta besando mis piernas. Se incorpora. Esta contento. Ha notado que mi piel huele con el aroma que me regaló la última vez. Coge una de las medias de rejilla que había puesto tan diligentemente encima de la cama. Vuelve a mí. Se arrodilla i empieza a ponérmela despacio. Entre besos. Repasa cada rincón de mis piernas. Adora este tipo de medias.

Continúa con una liga. Negra. De encaje. I con una flor roja con un brillante en el centro. Todo un detalle. Esta vez ha optado por un liguero, también de encajes, i con brillantes decorándolos. Le gusta ver el contraste de mi piel pálida con el negro. Luego, i sin casi apartar los labios de mi vientre, acerca un corsé. Éste se ciñe con unos lazos de satén. Los acaricia como si me acariciara a mí. Uno a uno. Atándolos suavemente, pero sin dejar de hacerlo con firmeza. Quiere ver como mis senos se oprimen bajo ese corsé. Los besa i acaricia. Pero aún no ha terminado. Le falta algo para verme perfecta. Un lazo de satén rojo en mi cuello. Lo ata. Hace un lazo en un costado. Sonríe satisfecho del resultado. I para terminar su obra, humedece con sus labios los míos. Falta su firma. Me pinta los labios de un tono rojo intenso. De esos que dejan marca. De los que se desvanecen.

Ahora es mi turno de besarle. De marcarle con su firma. Beso a beso. Quiere verme mover con la lencería que él ha escogido para mí. Le excita. Le gusta saber i ver por donde mis labios lo han besado. De igual modo que él me ha vestido, yo le desvisto. Caricia a caricia. Beso a beso. No hay prisa. No me pierdo detalle de su cuerpo. Lo noto estremecerse. Se que sus labios sonríen.

Cuando ya no queda ropa en su cuerpo, sé que ya es el momento de unirme a él. El tiempo se vuelve más claro, más intenso. El juego en si ha terminado. Ahora es puro placer. Soy su fantasía. Él es la mía. No sé cuando olvidamos, que era yo la cliente.




12 comentarios:

Chugo dijo...

Me ha gustado mucho el relato...pues quien iba a decir que tambien era excitante poner la ropa, no solo quitarla.
Saludos

Silvana dijo...

Gracias Chugo ^_^

Ilión dijo...

A mí también me ha gustado.

Además es que no sabía iba a matarla... si se trataba de sexo... si era sólo un juego... si eran pareja...

Me ha gustado no saber hacia dónde iba el relato.

Un saludo.

Silvana dijo...

De verdad Ilión? Uff, la verdad es que no queria ser obvia en ningún momento.

Gracias por el comentario!

Raxar dijo...

Me ha gustado mucho, es erotismo puro desde principio a fin, y ademas original, por que lo más erótico no es el desvestir (como suele ser habitual), si no el vestir.

Me ha encantado, genial.

Silvana dijo...

jejejeje
gracias Rax! ^_^

Queria también hacer algo diferente.

zarkaslog dijo...

^^ prometí leerlo y tras largos días de caos y paranoia he vuelto a leer :)

Tu historia me ha gustado mucho... A mí estas historias me dan un poco de "pudor" pero la verdad es que ha sido un viaje miuy interesante, muy expresivo... Las palabras se convertían en imagenes según las leía, y eso siempre es positivo.

El final ha sido un poco chocante... A mí me ha debido de poder la tradición y pensaba k ella era la contratada, no la contratante...

Silvana dijo...

jejejeje

Me alegro que al leerlo lo vieses en imagenes. Los escribí imaginandolo así.

Gracias zarkaslog!

izas dijo...

bueno, bueno, bueno
me ha gustado mucho

qué pena no haber podido leerlo antes y habértelo comentado cuando nos vimos, pero chapeau, me encanta
(escribe más, porras, que lo haces muy bien :P)

por cierto, este finde (antes no voy a tener tiempo) te mandaré un paquete
es que deboré tus mangas en el tren de vuelta a madrid y aquí hay un par de ikigamis y un homunculus que quieren hacer un viajecito a tarragona :D
jejeje

besooooo

Silvana dijo...

jejeje

Ya espero el paquete, i a ver si te mando yo el de el baile, seguro que te gustarà ^^

Gracias por leer el relato ^^

i si, estoy escribiendo alguna cosita más, ya iràs sabiendo cosillas de mi ^^ jiji

Austin dijo...

Si no supiera más de lo que rodea el texto, y me refiero a nivel técnico, diría que es un buen esqueleto, muy bueno, por cierto:
Al primer tercio se ve íntimo, más que subido de tono, para el final del segundo tercio he empezado a pensar que la cosa acabava mal, fetichismo, ritual habitual entre sociópatas en serie. Hubiera podido girar ahí pero había un par de puntos que lo hubieran echo algo incoherente (el dinero, la asiduidad), y que siempre es un ejercico lírico compicado siempre que se escribe en primera persona y en tiempo presente
Al final bien el pequeño giro de invertir los papeles, el mundo al revés siempre és un toque muy efectivo.
Peeeero, porque hay peros...
Es demasiado escueto, sé que tipo de ejercicio haces aquí Silvi y sé que es lo que tiene que ser ahora, sólo que cuando te sientas más cómoda y habituada, retómalo, hay un buenísimo chasis aquí escrito, sólo le falta una bonita chapa y un par de flamantes capas de pintura
Como poco sería un gran ejercicio buscar la manera de extenderlo sin perder ni diluir ni alterar la línia central que ya está echa

Silvana dijo...

Gracias por el comentario, cielo ;)

Poco a poco, todo poquito a poco i con buena letra, todo se harà ;)